La mayoría de los entrevistados tiene una percepción positiva sobre el coquí. Muchos dijeron haber escuchado o conocer de personas que la han transportado a otros sitios o incluso mercadean con ella. La razón de esto es que consideran agradable su canto. Pero puede que no la perciban como una amenaza para las invasiones biológicas. Mucha gente esta en desacuerdo con el manejo de esta especie, pero cambiaría su opinión si se demuestra que afecta de alguna manera.